Heat Harvest, el último descubrimiento para recargar el móvil

 Las nuevas tecnologías se han convertido en el centro de atención de toda la sociedad. 

A día de hoy resulta extremadamente extraño que una persona no disponga en su casa o entre sus pertenencias de una cámara, pc o portátil de última generación. Ni que decir tiene, que los móviles se han convertido, sin lugar a dudas, en el máximo exponente de la revolución tecnológica.

Cada año salen al mercado multitud de nuevos terminales, cada cual mejor que el anterior. Esta situación es totalmente entendible, si tenemos en cuenta que para las compañías telefónicas y las diversas marcas que recorren el mercado actual de la telefonía, el lanzamiento de un nuevo modelo de móvil supone un incremento importante en sus ingresos.

Pocas son las personas, a día de la fecha, que se habituarían a vivir sin su teléfono móvil. Por la calle, en los restaurantes, trabajos, colegios… Allá donde uno pone la mirada se encuentra con la última generación en comunicación. Que de un paso al frente aquella persona, hombre o mujer, que no ha vuelto a casa a por su móvil olvidado cuando salía a toda prisa para el colegio de su hijo o el trabajo.

Ideas innovadoras para un mundo cada vez más móvil

La afición y la tendencia a un uso cada vez más excesivo del teléfono, ha actuado a favor de todas las empresas relacionadas con el mundo de la telefonía en general, ya que han sabido aprovecharse de esta especie de adición y sacar al mercado aparatos tales como cargadores portátiles, distintos tipos de cargabaterías y un largo etcétera.

Si hablamos de lo que más preocupa a los usuarios, siempre nos encontramos con el mismo problema, la batería, ese terrible enemigo que siempre se acaba en el peor de los momentos y que parece ser aliado de las fuerzas del mal.

Empresas como la reconocida Ikea se han apuntado a la moda de los conocidos como generadores termoeléctricos, incorporando en un futuro estos dispositivos en sus muebles para poder así aprovechar el máximo calor posible de platos, tazas o cualquier objeto caliente que se encuentre sobre el mencionado mueble. Dicho calor generado debería poder ser reciclado y aprovecharse en nuevas corrientes eléctricas.

De hecho, esta nueva forma de aprovechamiento del calor ya tiene nombre, Heat Harvest.

Una de las opciones en las que se está trabajando es la posibilidad de aprovechar también el calor que procede de nuestro terminal móvil para convertirlo nuevamente en electricidad y mejorar, en consecuencia, el tiempo de duración de la batería del teléfono.

 

Haz crecer las visitas de tu web YA!
Introduce tu nombre y correo para recibir GRATIS nuestro eBook sobre blogging. Conseguirás los mejores trucos y además, te suscribirás al blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *